Blog

Desde el pasado 7 de noviembre, 20.000 personas de todo el mundo se reúnen en Marrakech en la 22ª Conferencia de las Partes de la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 22). En ella, deberán redactarse los primeros borradores para definir cómo controlar y contabilizar las emisiones mundiales para parar algo que es ya una realidad, el cambio climático.

Al hilo de esta cumbre y en los últimos días, han salido en los medios de comunicación diferentes noticias dramáticas para los que amamos el planeta y apostamos por que otra forma de crear energía no sólo es posible sino que es imprescindible y necesaria.

 

Ojo con los datos, que son preocupantes:

  • El presente 2016 será el año más cálido desde que se tienen registros. Así lo asegura el informe de la Organización Meteorológica Mundial en el que, tras repasar los datos de lo que va de año, se asegura que hay un 90 % de posibilidades de que se superen los registros de 2015. Sería, por tanto, el segundo año consecutivo en el que se bate este nefasto récord.
  • Unos meses antes, la Organización Meteorológica Mundial alertó que “hemos sido testigos de un largo periodo de un calor extraordinario que está destinado a convertirse en la norma". De hecho, la temperatura media mundial fue un 0,16 mayor que la anterior marca, en agosto de 2014, y casi un punto más que la media del mes de agosto desde 1951 a 1980.
  • Diferentes estudios demuestran que animales y plantas desarrollan mutaciones genéticas, cambios en la forma o patrones de conducta. Así, según un artículo publicado en la revista Science, investigadores del Centro ARC de Excelencia para Estudios de Arrecifes de Coral y la Universidad de Queensland (Australia), y la Universidad de Florida (Estados Unidos) analizaron los procesos ecológicos clave para que haya ecosistemas marinos, de agua dulce y terrestres de forma saludable. Concluyeron que el 80% de los procesos ecológicos ya se están viendo alterados por el calentamiento global y que se está produciendo una silenciosa modificación de la configuración genética de los seres vivos. 
  • Según expertos de la Universidad de Exeter (Reino Unido), el 2016 será con toda probabilidad el primer año con una concentración de CO2 en la atmósfera superior a las 400 partes por millón, tomando como referencia la estación de Mauna Loa (Hawái, EE.UU.). La barrera de las 400 partes por millón ha sido superada con datos mensuales en varias ocasiones pero hasta ahora no se había rebasado durante un año completo. De hecho, en mayo de 2016, el observatorio de Mauna Loa (Hawai) registró una concentración de CO2 en la atmósfera de 407,7 partes por millón (PPM), el nivel mensual más elevado jamás registrado.

«La COP21 ha sido la conferencia de las decisiones. La COP22 en Marrakech será la de las soluciones». Así se expresaba el presidente frances, François Hollande, al comienzo de la cumbre y nosotros añadimos: Es hora de las soluciones y las renovables son las más importantes.

En la página web de Intelec Ingeniería Energética utilizamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Al continuar con la navegación, entendemos que se acepta nuestra política de cookies.